Pixel Quest

Imprimir
Publicado el Lunes, 28 Noviembre 2011 Escrito por FM

Género Plataformas Idioma Inglés
Desarrollador Hard Circle Año 2011
Distribuidor Free Online Games País Canadá
Plataformas Flash  

Alemania


Análisis

por FM Felipe

Pixel Quest es de esos juegos que considero un "gran hallazgo", tanto por el juego que inesperadamente resultó ser muy bueno y sólo me atrajo por sus gráficos, como por la compañía desarrolladora que tiene otros juegos buenos que más adelante detallaremos. Me refiero a Hard Circle, quienes lanzaron este juego hace pocos días durante este 2011.

Manejamos a Rex, un arriesgado aventurero que se dedica a cazar tesoros por los lugares antiguos. Su última caza encomendada es la de unas ranas de oro escondidas en las profundidades de unos antiguos templos, plagados de trampas sumamente peligrosas. Pero como nuestro pixelado amigo debe protagonizar el videojuego que hoy nos convoca, se arma de valor y acepta gustoso esta aventura que nos dará buenos ratos de sana diversión.

 

De partida, como les contaba al principio, el primer enganche con este juego fue debido a sus gráficos, una versión moderna de los juegos de 8-bits, con uso de píxeles y muy coloridos. El diseño de cada elemento en el juego es bastante simple pero siempre sabrás a qué te estás enfrentando, sea peligro o un ítem de puntaje. Pero sepan ustedes que este juego no figura aquí únicamente por sus bien logrados gráficos. La jugabilidad que si bien no es ninguna genialidad en su originalidad, pues nos rememora a los clásicos plataformas de NES como Mega Man, Super Mario Bros. o Metroid, o incluso al reciente Knytt Stories, está muy bien lograda en cuanto a lo fácil que es dominarla y al buen uso de los recursos. Olvídate de controles complejos, aquí sólo puedes moverte, "deslizarte" rápidamente (en el aire o en tierra) y saltar o dar doble salto. También puedes afirmarte de las paredes y saltar en ellas para así treparlas. La mecánica aérea del juego es interesante y esencial cuando aprendes a jugar, porque puedes combinar los movimientos de salto anteriormente citados y así hacer buenas jugadas aéreas que te permitirán acceder a sectores apartados de los escenarios, conseguir objetos y superar los niveles.

 

La dificultad, como es de esperarse, va creciendo. Tienes los cinco primeros niveles para aprender a usar los controles y conocer algunos peligros que se te presentarán más adelante. Luego vienen niveles pequeños donde la cámara no tiene que moverse, para ir ascendiendo a niveles grandes, con distintos caminos, puertas cerradas con llave y tesoros ocultos a los que podrás acceder haciendo un sabio uso de éstas. Son casi 50 niveles divididos en tres secciones. Cada nivel tiene una relativa rejugabilidad que sólo podrás aprovechar si no te pasaste los niveles en un 100%. Esto sólo se determina por la cantidad de ranas de oro que hayas obtenido. En mi caso, saqué todas las ranas de un solo viaje, ya que muchas se encuentran al paso y los niveles no son suficientemente extensos como para perderte en ellos buscando. También te registran el tiempo que tardaste en superar el nivel, y si quieres batir tus récords puedes volver a jugar niveles en donde diste pena con el reloj.

 

Como muchos juegos casuales en Flash cuya industria requiere un trabajo rápido y eficaz, este juego tiene dos pequeños problemas que opacan un poco sus grandes logros. Primero: gráficamente es repetitivo hasta el cansancio. Los gráficos y la ambientación de los templos son iguales desde el primer nivel hasta el último. Segundo: la música es de lo más aburrido que hay. Un par de micro-composiciones de un par de compases cada una, una para los menús y otra para acompañarte mientras juegas. No será ningún problema desactivarla y escuchar algo de tu agrado mientras juegas, ya que ésta a lo largo cansa. Además, en mi opinión pudo haberse acoplado mejor una banda sonora de la época de 8-bits en vez de los sonidos digitales usados en esta ocasión.

 

Así como los gráficos son repetitivos, también pueden serlo algunos niveles, especialmente los avanzados. A veces están tan plagados de peligros que podrás estar mucho tiempo intentando pasar uno, hasta que logras aprendértelo de memoria y superarlo. Las trampas son variadas, pero no llegan a serlo demasiado y las del principio se repiten hasta el final del juego. Encontrarás pozos de lava, sierras eléctricas, pinchos (algunos de éstos caen del cielo), cañones automáticos, entre otros. Si juegas mucho rato seguido podrías verte poniendo a prueba tu paciencia más que tu diversión, pero no creo que llegue a ser el caso, ya que es un juego casual y está enfocado a un público intermitente que no pasará demasiado tiempo seguido jugando. En otras palabras, para disfrutar a concho este juego deberás jugarlo dosificando el tiempo que le dedicas y no todo de corrido.


En resumen, estamos ante un juego simpático y muy divertido, con gráficos muy bien logrados. No llega a ser perfecto pero sigue siendo recomendable, en especial para jugadores casuales y amantes de juegos Flash independientes.
 

Balance

 Lo bueno: Lo malo:

http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongorojo.png Gráficos muy bonitos.
http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongorojo.png Sencillo de jugar.
http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongorojo.png Buen control.
http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongorojo.png Interesantes jugadas aéreas.
http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongorojo.png Casi 50 niveles.

http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongoazul.png A ratos se hace repetitivo.
http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongoazul.png Mala banda sonora.

Veredicto:

Un juego divertido, atractivo visualmente y recomendado para público casual y amante de las plataformas y de lo retro.

Juega en línea

  Nombre Desde
Pixel Quest Hard Circle (web del autor)
Pixel Quest ABCJuegos (afiliado)

 

Monday the 24th.
Copyright 2012

©