Super Meat Boy

Imprimir
Publicado el Sábado, 24 Diciembre 2011 Escrito por Álvaro Barbero Jiménez
Género: Plataformas Idioma: Inglés / Español
Desarrollador:

Team Meat

Año: 2010
Distribuidor:

-

País:

Estados Unidos
Estados Unidos

Plataforma: PC Licencia: Comercial (Indie)

Super Meat Boy

Análisis - Balance - Imágenes - Enlaces


 

Análisis

 por Albarji

Hace unas semanas estuve discutiendo con otros miembros del staff de Albarji Productions sobre la posibilidad de empezar a incluir juegos comerciales en nuestras reviews. ¡Pero que nadie se alarme, que no nos hemos vendido! Sólo vamos hacerlo de títulos indie, esto es, juegos creados por desarrolladores independientes, que no trabajan para grandes empresas del sector, y que muchas veces carecen de los medios económicos y publicitarios para llevar sus creaciones ante el gran público. Con la proliferación de internet y, sobre todo, de las plataformas de distribución de juegos online (por ejemplo, Steam) estos pequeños desarrolladores tienen ahora la oportunidad de vender sin tener que pasar por el yugo de las grandes distribuidoras. Y desde esta comunidad queremos demostrar que este colectivo de creativos indie tiene mucho que dar a los amantes de los videojuegos, por lo que a partir de ahora comenzaremos a realizar reviews de aquellos juegos indie que, en nuestra opinión, lo merezcan.

De modo que, para empezar con esta iniciativa, me lanzo a realizar la primera review indie de esta web, que versa sobre el título Super Meat Boy. Y mi decisión de que éste juego sea el elegido para tal ocasión no es arbitraria, ya que en mi opinión Super Meat Boy contiene muchos de los ingredientes que debería tener un gran juego: jugabilidad adictiva, desafío, larga duración sin caer en la repetición, banda sonora genial... pero vayamos por partes.
 
Puede que me esté tirando de la moto diciendo esto, pero Super Meat Boy es un juego de plataformas que se podría mirar cara a cara con el mítico Super Mario World sin pestañear demasiado. Y es que, aunque el estilo de ambos es muy diferente, ambos tienen muy buenos factores en común. Super Mario World triunfó por las decenas y decenas de niveles que permitía explorar, muchos de ellos con secretos y zonas ocultas, así como por su control, que permitía realizar fácilmente los movimientos simples pero al mismo tiempo montar toda clase de virguerías. Super Meat Boy usa un enfoque parecido, aunque en lugar de niveles largos opta por niveles cortos pero en gran cantidad, ¡más de 300!

Pero sin duda, el factor clave de Super Meat Boy es su dificultad. No nos engañemos, es un juego que empieza siendo complicadillo, pasa a ser difícil, luego se vuelve muy díficil, después se torna un infierno (literalmente) y finalmente sacará de sus casillas hasta al más calmado. Sin embargo, en mi opinión es una curva de dificultad muy bien medida, de forma que aunque vayamos dominando el juego cada vez se va volviendo más complejo en su justa medida, consiguiendo en conjunto una experiencia muy desafiante. O mejor dicho, no se trata de un juego que intente ser difícil por el mero hecho de ser difícil (véase I wanna be the guy), sino que trata de ponernos las cosas un poquito más difíciles en cada nivel. Dicho esto, he de advertir de que no se trata en absoluto de un juego casual: sólo aquellos con experiencia en los plataformas podrán salir airosos de esta aventura. Pero, en mi humilde opinión, yo al menos ya echaba de menos un juego de estas características, por contrastar con mucho de los juegos actuales que padecen de un nivel de desafío trivial.

Con todo esto en mente, paso a dar más detalles del desarrollo del juego en sí. En Super Meat Boy controlaremos a un simpático (aunque algo asquerosillo) cubo de carne con patas que busca salvar a su novia, Bandage Girl, del malvado Doctor Fetus. Para ello, en cada nivel tendrá que saltar precipicios, escalar paredes y esquivar sierras mecánicas para llegar hasta el lugar donde está su novia. Por suerte, al estar hecho de carne genérica, Meat Boy podrá regenerarse en el punto de partida del nivel cada vez que muera, sin límite de vidas. Y ahí radica el desafío: en este juego moriréis, morireís mucho. Y no exagero si digo que es normal morir decenas o incluso cientos de veces antes de lograr superar los niveles más difíciles del juego. Por suerte, los niveles son cortos, la gran mayoría de ellos superables en menos de 1 minuto si todo se hace bien, lo cual limita la frustración al morir. Y si lográis superar todos y cada uno de los originales mundos que nos encontraremos podréis comprobar que el asunto no ha hecho más que empezar, porque hay decenas de niveles secretos que pueden desbloquearse a base de encontrar tiritas ocultas en cada uno de los mundos. No sólo eso, sino que podremos repetir cada uno de los niveles en el Modo Oscuro, el cual añade a cada uno de los mapeados las modificaciones necesarias para ponernos las cosas aún más enrevesadas, si cabe. Y si aun así nos hemos quedado con ganas de más, puede debloquearse un mundo especial (Super Meat World) en el que podremos jugar a niveles diseñados por otros jugadores, o diseñar los nuestros propios. Con esta cantidad de fases, la duración está garantizada.

Otro punto destacable del juego es la inclusión de muchos otros personajes del mundo de los juegos indie como personajes jugables en el juego. Así es, a base de completar niveles ocultos podremos desbloquear otros personajes aparte de Meat Boy, que protagonizan otros juegos que han gozado de alguna fama en este mundillo, como el Viridian (de VVVVVV), The Guy, Commander Video (de Bit.Trip), o Mr. Minecraft, cada uno con sus peculiaridades y habilidades especiales. Aunque es cierto que los niveles están principalmente diseñados para ser completados con Meat Boy, eso no quita que para algunos niveles concretos pueda ser más útil emplear otro de los personajes, añadiendo así algo de variedad al juego.

Y finalmente, también me gustaría llamar la atención sobre su banda sonora. No esperéis grandes obras conmovedoras como podrían ser los temas principales de la saga Final Fantasy, sino más bien música frenética y machacona que, sin embargo, pega muy bien con la dinámica del juego. A mí personalmente me encanta. :D

En resumidas cuentas, Super Meat Boy es todo un desafío, pero de esos que le llenan a uno de satisfacción al conseguir, tras mucho esfuerzo, completar cada uno de esos tropecientos niveles que incluye. Si sois de los que estáis dispuestos a esforzaros y tener algún que otro ataque de nervios para conseguirlo, éste es vuestro juego, ¡y menudo juego que es!

Balance

 
 Lo bueno: Lo malo:

http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongorojo.png Un plataformas moderno a la antigua escuela.
http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongorojo.png Cientos de niveles con personajes y objetos ocultos.
http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongorojo.png Todo un desafío para los hardcore gamers.

http://www.albarji.info/images/stories/hongos/hongoazul.png No apto para cardíacos por su dificultad.

Veredicto:

Sencillamente, uno de los mejores plataformas a los que he jugado, al nivel de grandes clásicos pero adaptado a los tiempos que corren. Su gran virtud y al mismo tiempo defecto es su dificultad, que aunque en mi opinión está bien calibrada, echará para atrás a unos cuantos.

 

Calificación:

   

Imágenes

(Clic para ampliar)
Dr. Fetus impartiendo violencia de género. Meat Boy se jugará la vida (miles de veces) por su querida novia. Los jefes de mundo también nos lo pondrán muy difícil.
 
Sierras, sierras everywhere. The Guy no tuvo suficiente dificultad con su juego y se une también a la fiesta.  Empezando la aventura... más os vale prepararos bien.


Enlaces


Nombre  
Team Meat Web de los autores
Steam Juego a la venta en Steam.



  

¿Te gustó este juego? ¿Estás atascado? ¿Tienes un enlace que quisieras añadir? ¿Problemas técnicos?
 

 

Monday the 24th.
Copyright 2012

©